info@cecubogroup.com      +34 981 10 41 36

Mañana se cumplen dos años de la victoria del Partido Popular en Galicia. Mucho se ha escrito de aquella campaña, tan negativa como eficaz. No fue difícil diagnosticar uno de los graves errores de los socialistas gallegos durante aquellos dias: la falta de respuesta a los duros ataques de la oposición dejaron a Touriño en posición de debilidad y mermaron la moral de la izquierda gallega. Esa campaña negativa se focalizó también sobre Anxo Quintana y, ya en aquellos días, sobre Pachi Vázquez, a quien ya se le atacaba por supuestas irregularidades urbanísticas.

Decía que algo cambió con la denuncia de vínculos con el narcotráfico, algo que ya viene de meses atrás, y se confirmó cuando el pasado martes Vázquez denunció el acoso del que está siendo objeto por parte de la Xunta de Galicia. Abel Losada, en una sesión de chat en Xornal.com, aseguró que su partido no dejará ningún ataque del Partido Popular sin respuesta. El PSdeG ha aprendido de la campaña de 2009 que uno no puede quedarse quieto ante una campaña de confrontación y ataques, y ahora pasa al ataque.

¿Esto quiere decir que acierta la dirección de los socialistas gallegos?

En una campaña negativa el número uno no puede ser nunca quien lance los ataques más hirientes y peligrosos (el caso del narcotráfico lo es). ¿Alguien recuerda a Feijóo lanzando acusaciones tan directas a Touriño? No, los populares realizaron su campaña negativa desde los medios de comunicación afines y a través de segundas espadas -Baltar en el caso de las injurias contra Quintana-.

También hay que valorar otra cuestión: ¿es creíble para la opinión pública que el Presidente de la Xunta de Galicia tiene vínculos con el narcotráfico? A pesar de que explicado detenidamente el relato no es concretamente ese, sí es el mensaje que acaba llegando al ciudadano. Cierto es que en los últimos días las acusaciones han ido derivando hacia otros temas como la persecución por parte del Partido Popular a través de las instituciones de la Xunta.

¿Cuál puede ser la consecuencia?

Habría que responder con otra pregunta: ¿Pachi va a ser candidato en 2013? Si nos fiamos de la actual estrategia y de su mensaje durante los últimos días -«Puedo romper pero no doblar»- parece que es consciente de que este camino puede dejarlo fuera de juego para ser candidato a la Xunta de Galicia. En caso de que sí tenga intenciones de serlo, no puede ser quien siga lanzando los ataques. Es la hora de que reparta los papeles dentro de su equipo y que cada uno juegue en la parte del campo que le toca.

¿Cómo afecta esto a los candidatos municipales?

No podemos olvidar que estamos ante un escenario de elecciones munipales en el que las direcciones nacionales y autonómicas buscan tensionar a los votantes fieles -algo en lo que el PSOE está muy débil en este momento- y estos movimientos están totalmente dirigidos a ello.

Los candidatos locales tiene que pensar en jugar su liga. Por un lado, construir y comunicar su proyecto para su ayuntamiento y, por otro, hacer el mismo reparto de papeles que debería hacer Pachi Vázquez.