info@cecubogroup.com      +34 981 10 41 36

En esta última sesión los alumnos tenían que hacer una presentación de cada uno de los partidos mexicanos, lo que ha sido una gran oportunidad para poder ver desde otras perspectivas en que momento se encuentran y, además, poder intercambiar opiniones tanto con Torreblanca como con unos alumnos, quienes han cumplido sobradamente las expectativas generadas por los premios que recibe su Universidad.

Hemos tratado la rápida recuperación del PRI, que está en condiciones de volver a gobernar nueve años después de que se interrumpieran los 70 años consecutivos en el poder -la travesía del desierto a pesar de las divisiones internas, está siendo rápida y efectiva-. También hemos hablado de la estrategia de López Obrador para volver a ser candidato en 2012 y las posibilidades reales de poder ganar unas elecciones presidenciales. Para quienes no lo recuerden, López Obrador fue candidato por el PRD en el proceso electoral de 2006, cuando Felipe Calderón venció por una distancia menor al 1% de los votos. Tras ello, el del PRD intentó ganar el poder impugnando las elecciones, nombrándose presidente legítimo y creando un gobierno paralelo.En aquel momento, Obrador, ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal, se quedó el cargo público que le permitira tener una tribuna con la que acceder a los espacios mediáticos. Así que, con el objetivo de mantener su grado de conocimiento, sigue revindicando su victoria de hace tres años en las presidenciales -prometo dedicar un post a esta cuestión-.

Por último, uno de los últimos temas que pudimos debatir con los asistentes al curso, fue la inclusión de los indígenas en el sistema político mexicano. Lo primero que hay que diferenciar en esta cuestión es que los indígenas no son un colectivo, ya que cada una de estas comunidades (ochenta en todo el estado mexicano) tiene su lengua, tradición y cultura y no están dispuestos a ser tratados todos en el mismo paquete. En segundo lugar, por su representación sobre el total de la población de la República, no les permitiría tener una representación política ni poder conseguir sacar adelante medidas importantes para ellos. A lo que sí están dispuestos los indígenas es a que se les incluya en las cámaras de intereses económicos, para así, sí tener voz y voto a la hora de decidir sobre las cuestiones que más les afectan en la vida diaria.

Como podéis ver, han sido muchas y variadas las cuestiones que hemos podido tratar con los estudiantes y la profesora de la UNAM. Agradecerles desde aquí toda nuestra gratitud por el buen recibimiento que nos dieron y por habernos ayudado a entender un poquito mejor la política mexicana.